El otro día efectué una de mis esporádicas visitas a un supermercado convencional para ver cómo está yendo lo bio por allí 😉 Curioseando vamos.

Concretamente visité una de las tiendas del imperio Mercadona y otra de la cadena Consum, una cooperativa valenciana con mucha fuerza en mi comunidad.

Ya sabía que estaban empezando a trabajar el producto ecológico pero quise comprobarlo.

Esto fue lo que me encontré:

Lo “bio” se asienta

No cabe ninguna duda de que el consumo ecológico está creciendo y muchos se suman al carro.

No hace demasiado tiempo estuve hablando con el director de marketing de una conocida marca de cervezas. Estábamos conversando sobre el crecimiento del sector bio, a raíz de que sacaran su propia línea de cerveza bio. Es un momento de la conversación me dijo: “Miguel, cuando veas que alguna multinacional o gran marca invierte en un anuncio en la tele significará que el consumo realmente crece”.

Que curioso fue que en muy poco tiempo vi ya el primer anuncio de un producto ecológico en la televisión.

Definitivamente el sector está en un punto álgido. Crecen las marcas y sobre todo crece el consumo interno en España.

De lo contrario no se entendería el interés de los grandes supermercados en los productos ecológicos.

¿Y qué supone esto para las marcas ecológicas?

Ya he hablado de ello en alguna ocasión.

A mayor oferta mayor competencia. Por tanto es necesario hacerse ver más que el de al lado.

Y el de al lado ya no es sólo una marca bio más sino que son también las propias marcas blancas de los supermercados, tanto los ecológicos como los convencionales.

Además algunos productos ecológicos ya están empezando a competir por precio, ya que la ley del mercado impera.

Es por esto que ahora más que nunca hay que tener una estrategia de publicidad y comunicación efectiva.

Ya no se puede permanecer de espaldas a esta realidad.

Quien no apueste por el branding perderá cuota de mercado en poco tiempo, ya que se verá adelantado por la competencia.

Incluso los propios dueños y gerentes de los supermercados destacan la importancia que tiene para ellos contar con marcas en los lineales que apuesten por posicionarse en la mente de los consumidores.

Está más que demostrado que el posicionamiento de marca influye muchísimo en el momento de la compra y por eso es necesario tener una estrategia ganadora de publicidad a corto, medio y largo plazo.

Ya no hay excusas.

Las grandes marcas entienden esto y dedican parte de su presupuesto en publicidad porque saben muy bien lo que esto les aporta.

Aunque tu facturación no sea la que te gustaría de ti depende que reserves una parte (por pequeña que sea) a la publicidad y el marketing.

Siempre hay cosas que se pueden hacer, incluso con poco presupuesto.

Invierte, invierte e invierte. Ese es el mensaje. No lo olvides.